El Cántaro

fuente

El Cántaro

Cuentan que una vez un Hombre envió a su joven Hijo a llenar un Cántaro al río, y le dijo que volviera lo antes posible. El joven obedeció y fue hacia el río mientras su padre le observaba de lejos.

Entonces éste vió a su hijo poniendo el cántaro debajo de una cascada, y la fuerza del agua fue tal y la cantidad tan grande que el líquido no logró entrar al recipiente, pués su cuello era demasiado delgado.

Cuando el hijo llegó con el cántaro, le mostró cómo el cuello del mismo había sido roto por el fuerte y constante golpear del agua. Además, este hecho provocó que el agua llegara turbia y sucia.

El padre preguntó entonces: “¿Por qué simplemente no sumergiste el cántaro en el río? ¿No veías que el agua de la cascada era demasiada para el cuello del cántaro?”

El hijo contestó: “Sí, pero es que quería llenarlo lo más rápido posible”.

SIGNIFICADO:

Muchas veces en nuestras vidas tratamos de “Llenarnos” a nuestro tiempo en un Mundo acelerado y convulsionado. Dios conoce nuestra capacidad, y sabe que si hacemos las cosas como nosotros queremos podemos hacernos daño, pués no estamos capacitados para hacerlo en ese momento, por eso logramos las cosas a medias y el agua que conseguimos no es pura ni cristalina, sino turbia…

Queremos tener todo “Ya” y en el proceso muchas veces nos lastimamos por no dejar que Dios nos sumerja “poco a poco” en la corriente calmada del río. ¿Sabes? Dios conoce tu capacidad, no quieras hacer las cosas en tu momento, pués Dios desea llenar tu cántaro hasta el tope, pero en su momento y según tu capacidad.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas