Las Manos de Jesús

en las manos

Las Manos de Jesús

Blancas manos de nieve,

manos de redención,

de gesto noble y leve;

¡Con qué dulzura llueve

de ellas la bendición!

¡Manos como azucenas,

manos de tal virtud,

que con sus gracias plenas

se elevaron serenas

sobre la multitud!

Manos de transparencia

pura como el cristal

manos llenas de esencia;

muestras de la ciencia

con que se extingue el mal.

Manos por milagrosas

besadas con amor;

y elevadas piadosas

sobre todas las cosas

ávidas de perdón.

Manos que tantas veces

mostraron su poder

multiplicando peces,

consolando reveses

matando el padecer…

Manos que destrozadas

vertieron tanta luz;

Manos, por lo adoradas,

altamente lloradas,

al verlas taladradas

por los clavos en la Cruz;

la sangre que vertieron

gota a gota cayó,

tierra y cielos la vieron

las tinieblas se hicieron

y la tierra tembló …

¡Blancas manos de nieves!

Manos de redención

de suave gesto y leve

movimiento tan breve.

¡Manos de bendición!

 Sed, pués, misericordiosos, como también vuestro

Padre es compasivo. 

{Lucas 6:36}

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas