La Zarza Ardiente

La Zarza Ardiente

       (Exodo 3)

          Moisés es ahora un hombre grande y fuerte.  El deja Egipto y cuida de las ovejas en el campo.

         Un día, ve un fuego.   Es una zarza ardiente.   Pero hay algo raro:  las hojas y las ramas no se queman.  Están tan verdes como siempre.

Entonces Dios habla:  “Moisés, quítate las sandalias.  No estás solo.   Yo soy Dios, y tengo alto que quiero que hagas.  Regresa a Egipto.  Quiero que me ayudes allí”.

En Egipto, Dios hace a Moisés el líder de su pueblo.

 moises y la zarza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas