Fiestas solemnes del adonai

LAS FIESTAS SOMENNES DEL ADONAI

Harp

        “Las Fiestas del Señor” reflejan una pauta de “Sietes”. Volviendo a la santificación por parte de Dios del séptimo día en la creación.  Algunas coinciden con las Estaciones Cambiantes, para recordar al pueblo judío “La Provisión constante de Dios” para ellos dándole una oportunidad de devolver a Dios una prenda de todo lo que le había dado.  Otras conmemoraban “Grandes Acontecimientos” de la Historia de Israel, donde Dios había intervenido para liberar a su pueblo.  Otras eran para buscar “Su perdón y purificación”.

El propósito de las Festividades era Espiritual: “Una Reunión grande y gloriosa de Dios y Su Pueblo”.

LA PASCUA y LA FIESTA DEL PAN SIN LEVADURA

Estas dos fiestas se observaban juntas para conmemorar la “Salida de Israel de Egipto”.  (Exodo 11-12).  Combinaban elementos pastorales y agrícolas (Exodo 12:1-20; 23:25).   Comenzaba el día 14 del primer mes y duraba 1 semana.

LA FIESTA DE LAS SEMANAS (COSECHA)

Luego conocida como PENTECOSTÉS, se celebraba 50 días después de comienzo de la Pascua.  Era esencialmente una celebración agrícola en la que se ofrecían a Dios las “primicias de la cosecha”.

Exodo 23:16  “También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, yla fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo”. (Levítico 23:15-21)

LA FIESTA DE LA COSECHA (Tabernáculos)

Festividad de otoño al final de la cosecha.  (Exodo 23:16; Levítico 23:33-43).   El pueblo vivía durante 7 días en abrigos hechos de ramas.  Esencialmente era una Acción de Gracias Agrícola, pero también era recordatorio de sus días de vivir en tiendas en el desierto

Levítico 23:43   “Para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto.  Yo Jehová vuestro Dios”.

Todas estas festividades se consideraban como “santas”, ocasiones en las que se dejaba todo el trabajo ordinario.  Había también otras celebraciones (todas relacionadas de alguna forma con el número 7)

  casa paja

LA FIESTA DE SUKKOT O TABERNÁCULOS

SÁBADO

       En el 7mo día se prohibía todo trabajo y se duplicaban los sacrificios diarios.  Esta observancia estaba relacionada con la “conclusión de trabajo de Dios en la creación” (Exodo 20:11  “Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó”.), la “Liberación de Egipto” (Deuteronomio 5:15    “Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendito; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo”.) y la simple “necesidad del hombre de descanso y refrigerio” (Exodo 23:12   “Seis días trabajarás, y al séptimo día reposarás, para que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero”.).    Después del Exilio se hacían observar con rigor las reglas del Sábado (Nehemías 13:15-22), y su observancia pasó a ser una de las características sobresalientes del judaísmo.

LUNA NUEVA

Se menciona a menudo junto el sábado (Isaías 1:13   “No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir;  son iniquidad vuestras fiestas solemnes”.).   Los sacrificios especiales (Números 28:11-15) y el Toque de Trompetas (Números 10:10  “Y en el día de vuestra alegría, y en vuestras solemnidades, y en los principios de vuestros meses, tocaréis las trompetas sobre vuestros holocaustos, y sobre los sacrificios de paz, y os serán por memoria delante de vuestro Dios.  Yo Jehová vuestro Dios”.)   eran distintivos de la Festividad de la Nueva Luna.  En las primeras épocas había también comidas especiales y sacrificios familiares (1 Samuel 20:5; 24), y a veces se consultaba a los Profetas (2 Reyes 4:23    “El dijo:  ¿Para qué vas a verle hoy?  No es nueva luna, ni día de reposo.  Y ella respondió:  Paz”.).   En la Luna Nueva del Séptimo mes había una Fiesta especial de las Trompetas.  (Números 29:1    “En el séptimo mes, el primero del mes, tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis; os será día de sonar las trompetas”.)

 AÑO SABÁTICO

       Por Ley, cada séptimo año se dejaba “descansar a la tierra” (Levítico 25:1-7), y cada quincuagésimo año era Año de Jubileo (Levítico 25:8-34) cuando se devolvían a sus dueños las propiedades hipotecadas y se ponían en libertad los esclavos hebreos.

DÍA DE EXPIACIÓN

       En el décimo día del séptimo mes había una Ceremonia Anual especial de “confesión y expiación por el pecado”.  (Levítico 16)

Había otras fiestas que no se mencionan en las leyes Bíblicas.  Una era la Fiesta de Purim (Ester 9) para “conmemorar la Liberación judía de manos del malvado Amán”, y luego la Fiesta de Dedicación (Juan 10:22) para celebrar la “purificación del templo” después de su profanación por el Rey Antíoco IV (Epífanes) en el año 168 A. C.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas