Ya pronto Temblará

Ya Pronto Temblará

 9 Abril 2013

Sueño de Damary Cordero (Puerto Rico)

Anoche (9 de abril de 2013) soñé que estaba en mi casa, que es de dos plantas. Estaba en el piso de arriba y mi mamá estaba cocinando y de momento pasa un camión bien grande y la casa se estremece un poco.  Luego vino el siguiente sentimiento a mi corazón: “Prepárate Porque Pronto Va A Temblar”.

Tan pronto ese pensamiento entró a mi corazón, me agarré de la mesa donde estaba sentada y la tierra comenzó a temblar de lado a lado fuertemente. Mi casa completa se estremecía.  Yo casi no podía aguantarme bien.  Mi mamá se agarró del gabinete y mis hijos que estaban en el primer piso comenzaron a gritar:  “Mami, mami” y yo les dije:  “¡Quédense donde están, no se muevan!”  Cuando cesó el Terremoto, miro la pantalla de la computadora que tenía cerca y el Aviso que apareció decía lo siguiente:  “Terremoto de 6.0 en Puerto Rico. Se sintió en toda la isla”.

Les digo una cosa, Yo amo a Dios con todo lo que tengo.  Yo le creo a Él cuando habla.  Yo confío en Él en todo lo que me dice, pero últimamente mi fe ha sido probada de una manera bien fuerte. Cada vez que sueño algo, mi fe es probada porque la duda llega y es una guerra constante, lloro, me preocupo, me pongo triste, porque sé lo que vendrá y a veces pienso si es real lo que veo o no; y Dios viene y confirma lo que me muestra inmediatamente.  Luego me encierro en mi cuarto y me confieso delante de Él y recibo un bálsamo de su paz y fortaleza que literalmente siento cuando lo derraman desde mi cabeza hacia mi corazón.

Les confieso esto porque cuando recibimos tantas Revelaciones, Avisos, sueños y amonestaciones del Señor, nos drenamos, pero si nos confesamos y nos desahogamos con Él, es la experiencia más maravillosa que se puede tener.

Dios me dijo en febrero que me encerrara en mi cuarto a orar más y que vería grandes cosas que él me quería mostrar.  Les confieso que no lo he hecho todos los días, pero cuando sí lo he hecho es algo tan hermoso y maravilloso.  Yo siento bien fuerte su presencia en mi cuarto y me doy cuenta del momento en que Él llega a mi cuarto.  Cuando ésto me ocurre, entonces entiendo a los Profetas Bíblicos Jeremías, Oseas, Isaías, Ezequiel y a Daniel cuando Dios les revelaba cosas bien fuertes y ellos se sentían como yo, y siempre acudían al Señor y el Señor les daba su paz.  Si ustedes se sienten así, descansen en DIOS porque para ésto es que él nos ha llamado…para hablar lo que él nos dé.

Dios les bendiga mucho y les dé la paz y fortaleza necesaria para seguir hablando y no callar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas