Daily Archives: March 3, 2014

Déjame contarte la Historia

baby          e.david

Déjame contarte la Historia

Déjame contarte la historia Una y otra vez más,

La historia llena de gloria La historia de la navidad.

Es algo tan hermoso Que no tiene igual,

Dios todopoderoso Tomando humanidad.

En un pequeño pesebre De una virgen nació,

Jesus, el rey de reyes Precioso salvador.

¡oh, cuán admirable Y profundo amor!

Decidió humillarse Y sufrir dolor.

Todo por salvar Una generación,

Llena de maldad Rebeldía y temor.

El, el hijo rico Se volvió pobre,

Para que el perdido Fuera hecho hombre.

 Hombre verdadero Como dios lo creó,

Unido al eterno En obediente amor.

Por eso es increíble La obra de su amor,

El dios omnipotente Con poder nos visitó.

Y de una manera Única y especial,

En la cual el mismo Nos podía rescatar.

Dejando su gloria Toda majestad,

Nos manifestó a todos Su gracia y verdad.

Lo esperábamos Con señales de poder,

Que nos asombraran Que pudiéramos ver.

Mas el entró a este mundo Como el más indefenso ser,

Como un pequeño bebito Que no tenía dónde nacer.

 Porque el tenía que ser Igual en todo a sus hermanos,

A aquellos que con su vida Rescataría del pecado.

Así es que lo vimos Caminando entre nosotros,

Desde aquel pobre pesebre Hasta aquel día tormentoso.

El verbo eterno divino El creador del universo,

Aquel que todo lo hizo Aquel que nos dió el aliento.

Aquel ser santo y supremo A lo suyo vino a salvar,

Ese es el verdadero significado De que exista la navidad.

Por eso hoy vuelvo a contarte Una y otra vez,

La historia gloriosa La historia de la navidad.

Para que tú no seas Otro sordo y ciego más,

Que no puede entender De su amor la realidad.

Jesus nació para librarte De tu pecado y rebeldía,

Para morir en la cruenta cruz Para eso nació aquel día.

Ahora, amigo, te pregunto ¿es esta historia real para tí?

¿ha nacido jesucristo Como rey de tu existir?

Hasta que no recibas La dádiva de su amor,

No podrás conocer la gloria Por la cual el nació.

Arrepiéntete de tu pecado Recíbelo como tu salvador,

Sea esta navidad su pesebre Tu necesitado corazón.

Entonces contarás la historia Llena de gloria, amor y verdad,

No como un recuerdo lejano Sino como un hecho vivo y real.

Déjame contarte la historia Una, otra y otra vez más,

La historia llena de gloria: ¡la historia de La navidad!

Sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, Y muerte de cr

Dame una Señal Ahora

celular

Dame una Señal Ahora

Un sábado en la noche, se encontraba el Pastor de una iglesia trabajando hasta tarde, cuando decidió llamar a su casa para avisarle a su esposa que estaría en el templo un rato más, antes de regresar. Eran como las 10:00 de la noche, y a pesar que insistió dejando sonar varias veces el teléfono, nadie atendió.

Le pareció extraño que ella no contestara, pero decidió recoger algunas cosas más de su escritorio y esperar unos minutos antes de volver a intentar la llamada. Finalmente, cuando decidió llamar de nuevo, su esposa contestó enseguida.

“¿Qué pasaba que no atendía el teléfono? – le preguntó él.

Ella le contestó, “ El teléfono no ha sonado”, después de lo cual continuaron con la comunica-ción sin darle importancia al tema.

El lunes siguiente, el Pastor recibió una llamada a su oficina en la iglesia. Se trataba de un Hombre que quería saber por qué lo había llamado a su casa un Sábado por la noche, pero el Pastor no podía entender de qué le estaba hablando. Comprendió lo que había pasado cuando el hombre le dijo: “Es que mi teléfono sonó y sonó, pero no lo contesté.”

Fue entonces cuando el Pastor recordó la llamada frustrada a su esposa e intentó pedirle disculpa, ya que seguramente debía haber distado mal el número.

“No se preocupe. Permítame contarle mi historia”, lo interrumpió el hombre. “Aunque usted no lo crea, el Sábado en la noche yo estaba planificando suicidarme, pero antes de hacerlo hice una oración diciendo, “¡Señor, Si Estas Aqui Y No Quieres Que Haga Esto, Dame Una Señal Ahora!’.

“Fue en ese momento que mi teléfono comenzó a sonar. No se imagina mi sorpresa cuando miré el Identificador de Llamadas y ví que en la pantalla se leía: Dios Todopoderoso. Es por eso que me dió miedo contestar, pero al ver quién me llamaba supe que debía Vivir.”

La razón por la cual el Identificador de Llamadas decía “Dios Todopoderoso”, es que la Iglesia que dirige el Pastor se llama: Iglesia Cristiana De Dios Todopoderoso.

Dios interviene en nuestras vidas de una manera sobrenatural. ¿Qué probabilidades había para que quien discara ese número equivocado, en ese preciso momento, se identificara de esa manera? Hay que reconocer que Dios está atento a todo lo que nos pasa y responde a nuestras Oraciones.

 

Cubierto con Nieve

casa nieve

Cubierto con Nieve

Purificarme con Hisopo, y seré limpio; lávame, y seré más blanco que la nieve. (Salmo 51:7)

Conduciendo por la autopista interestatal, veo desechos en los hombros del camino. Al transitar por la ciudad, veo basura a lo largo de las aceras. Los otrora verdes jardines se ven chocolates. Las otras hermosas y nacientes flores languidecen con el rocío de la fría mañana. Los fuertes vientos han desnudado a los árboles de cada hoja. Sí, es el invierno.

De repente, pasa. Durante las últimas horas de la noche, los diminutos copos de nieve comienzan a descender. Rápidamente le siguen lluvias de copos más grandes. Para la mañana, todo está cubierto por una blanca sábana. Sin embargo, cuando los autos, autobuses y camiones comienzan a moverse de nuevo y los equipos limpianieve realizan su trabajo, la blanca cubierta se torna en algo feo, sucio y lodoso. Sólo un paso en la nieve dejará su marca.

Así es en nuestras vidas. Cuando nos despertamos cada mañana comenzamos con UNA PAGINA DE VIDA EN BLANCO. Pero antes de que termine el día, esa página ha sido manchada rápida y silenciosamente con palabras, pensamientos y acciones feas. Los desechos del pecado han ensuciado lo que una vez pareciese una cubierta de nieve.

No puedo explicar cómo uno puede tomar rojo, mezclarlo con tierra y entonces, tornarlo blanco. Sólo por medio de la química de la SANGRE DE JESUS es ésto posible. Utilizamos una gran cantidad de agua con detergente para lavar la ropa. Si una ropa oscura cae accidentalmente en la lavadora junto con la ropa blanca, la última sale manchada. Sin embargo, sólo una GOTA de la Sangre de Jesús blanqueará nuestras vidas.

En Isaías 1:18 leemos: “Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana”.

Doy gracias a Dios por esta consoladora promesa. Cada mañana representa un nuevo comienzo. Necesitamos el poder limpiador de la sangre de Cristo para mantenernos libres de la basura y los desechos que Satanás lanza en dirección nuestra. Precioso es el raudal que limpia todo mal, sólo de Jesús la sangre. A diferencia de algunos agentes limpiadores, la sangre de Jesús nunca pierde su potencia. Su Manto de Justicia nos limpia más blancos que la nieve.

Aquí está mi vida manchada y sucia. Necesito que le apliques de tu sangre. Necesito la cobertura de la potencia limpiadora de tu justicia. Ah, sí cómo te agradezco por este milagro aplicado hoy.

 

Cuando pensabas que No te veía (Por un Niño)

mi.mama

Cuando pensabas que No te veía (Por un Niño)

Para todos los que tienen hijos físicos o espirituales o piensan tenerlos.

cuando pensabas que no te veia, te ví pegar mi primer dibujo al refrigerador, e inmediatamente quise pintar otro.

Cuando pensabas que no te veia, te ví arreglar y disponer de todo en nuestra casa para que fuese agradable vivir, pendiente de detalles; y entendí que las pequeñas cosas son las cosas especiales de la vida.

Cuando pensabas que no te veia, te escuché pedirle a dios; y supe que existía un dios al que le podría yo platicar y en quien confiar.

Cuando pensabas que no te veia, te ví preocuparte por tus amigos sanos y enfermos; y aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros.

Cuando pensabas que no te veia, te ví dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que no tienen nada; y aprendí que aquellos que tienen algo deben compartirlo con quienes no tienen.

Cuando pensabas que no te veia, te sentí darme un beso por La noche y me sentí amado y seguro.

Cuando pensabas que no te veia, te ví atender la casa y a todos los que vivimos en ella; y aprendí a cuidar lo que se nos da.

Cuando pensabas que no te veia, ví cómo cumplías con tus responsabilidades aún cuando no te sentías bien; y aprendí que debo ser responsable cuando crezca.

Cuando pensabas que no te veía, ví lágrimas salir de tus ojos; y aprendí que algunas veces las cosas duelen, y que está bien llorar.

Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba; y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.

Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una persona buena y reproductiva cuando crezca.

Cuando pensabas que no te veía, te ví y quise decir: ¡gracias por todas las cosas que ví, cuando pensabas que no te veía!

“no te preocupes porque tus hijos no te escuchan, preocúpate porque te observan todo el día”

 

Cristo es Todo para Mí

Cruz3

Cristo es Todo para Mí

Para El Arquitecto: La Piedra Del Angulo.

 Para El Banquero: El Tesoro Escondido.

 Para El Cristiano: El Hijo De Dios.

 Para El Educador: El Gran Maestro.

 Para El Enlutado: La Resurrección.

Para El Extraviado: El Camino, La Verdad Y La Vida.

 Para El Filosofo: La Sabiduria Sempiterna.

 Para El Floricultor: La Rosa De Sarón Y El Lirio De Los Valles.

Para El Geologo: La Roca De Los Siglos.

Para El Panadero: El Pan De Vida.

Para El Pecador: El Cordero De Dios.

 Para El Periodista: Las Buenas Nuevas.

 Para El Predicador: La Palabra Viviente.

 Para El Sembrador: El Señor De La Mies.

 Para El Solitario: El Amigo Más Que Hermano.

Consumado Es

manosycruz

Consumado Es

¿Por Que Las Almas Se Pierden?

Yo no encuentro la razón,

si yo pagué el precio por ellas,

Yo les di la Salvación.

Fueron todos comprados

a precio de sangre en la Cruz,

por ellos fui hecho llaga

Yo les di la Salvación.

¡Cómo me duele el ALMA,

cuánto me produce dolor!

Mi Corazón se lastima,

al ver las ALMAS perdidas,

Si Yo les di la Salvación.

He aquí Muy Pronto Vengo

a buscar el Fruto de la Redención,

a repartir Galardones

a la Novia que mi PADRE me dió.

Predica, Mi Pueblo, Predica,

y no desmayes, mas bien, tesón.

Siembra tú la SEMILLA,

que el CRECIMIENTO lo doy YO.

Por Que El Hijo Del Hombre Vino A Buscar

Y A Salvar Lo Que Se Habia Perdido.

{Lucas 19:10}

Visitantes :  contador de visitas