El Abuelo y el Niño

un abuelo

El Abuelo y el Niño

Había Una Vez Un Pobre Anciano SORDO, Casi CIEGO Y Que Apenas Podía Tenerse Sobre Sus Temblorosos Pies.  Le Temblaban, También, Las Manos Y Al Comer En La Mesa Derramaba A Veces La Sopa Sobre Los Manteles.  Su Nuera Y Su Mismo Hijo Estaban Disgustados Con Ésto, Y Al Fin Resolvieron Encerrarle En Un Cuarto Donde Le Daban De Comer En Una Vieja Escudilla De Barro.

El Pobre Anciano Se Entristeció Con La Conducta De Sus Hijos Y LLORABA Algunas Veces, Pero Sufría Su Desgracia Sin Murmurar.

Un Día Se Le Cayó La Escudilla De Barro De Entre Las Manos, Cada Vez Más Temblorosas Y Débiles, Y Se Hizo Pedazos En El Suelo.  Entonces Le Compraron Una Tosca Escudilla De Madera Y En Ella Le Daban La Comida.

Los Que Así Trataban Al Desgraciado Y Viejo Anciano, Tenían Un Hijo De 4 Años.  Un Día Lo Vieron Muy Afanado Tratando De Ahuecar Un Trozo De Madera, Al Que Había Redondeado Ya Por El Exterior, Dándole Forma De Una Escudilla.

“Qué Haces Ahí? “ – Le Preguntó El Padre.    “Hago Una Escudilla Para Ti Y Para Mama Cuando Sean Viejos” – Contestó El Niño.

Se Miraron, Marido Y Mujer, Primero Sorprendidos Y Luego Avergonzados De Lo Que Habían Hecho.  Llorando Después, Con Gran Asombro Del Niño, Que No Acertaba Comprenderlos Y Desde Aquel Día Volvieron A Comer En Compañia Del Anciano  Tratándolo Con La Debida Consideración.

 Oye A Tu PadreE, A Aquel Que Te Engendró;

Y Cuando Tu Madre Envejeciere, No La Menosprecies.

(Proverbios 23:22)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas