El Sembrador

<Atrás>

el sembrador

El sembrador

 Parábola (hebreo “masal”, griego “parabole”) =  son “narraciones celestiales con significado terrenal”.  Metáfora o símil tomada de la naturaleleza o de la vida cotidiana, que llama la atención por su novedad o viveza y que deja en la mente cierta duda acerca de su aplicación precisa con el fin de obligarla a pensar activamente.

 Ley de la siembra y la cosecha

            oíd; he aquí, el sembrador salió a sembrar (semilla tipo de la palabra de dios); y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino (los que oyen), y vinieron las aves del cielo (satanás la arrebata antes que tenga tiempo de germinar) y la comieron (quita de su corazón la palabra para que no crean y se salven).  Otra parte cayó en pedregales (la palabra germinó; los que habiendo oído, reciben la palabra de dios con gozo), donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra (en el tiempo de la “prueba” los vientos recios de las persecuciones  los apartan).  Pero salido el sol (tribulación), se quemó; y porque no tenía raíz se secó (no tienen sus raíces en la verdad; creen por algún tiempo).  Otra parte cayó entre espinos (oyen, pero yéndose son ahogados por los afanes de este mundo,  las riquezas y  los placeres de la vida) ; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dió fruto.  Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pués brotó y creció, y produjo a 30, a 60, y a 100to x 1 (corazón bueno, recto, entendido y receptivo retienen la palabra oída, y dan fruto espiritual con perseverancia). (marcos 4: 3-8).

 Sembremos con lágrimas; segaremos con regocijo

            jesucristo dirigió la historia del sembrador al oyente que “tiene oídos para oir” (marcos 4:9).  El mensaje de jesucristo exige una respuesta de nuestra parte, pero no todos toman la palabra de dios de la misma manera y no todo el mundo estaba dispuesto a acatar, ya que tenían el corazón endurecido.  La intención de jesús era que su pueblo entendiera la parábola del sembrador, procediendo a explicarla (marcos 4:14-20) para enseñar que la semilla de la palabra de dios produce cosecha en buen suelo (receptivo).  La gente con corazones receptivos escucha la palabra de dios, la obedece y da fruto. Sin embargo, otros tienen corazones resistentes que caen presa del diablo, no permiten que la semilla eche raíz,  tienen exceso de los afanes y las tentaciones de la vida.  ¿es tu corazón un suelo bueno?  ¿con qué corazón escuchamos nosotros al salvador del mundo?  Si quieres ser fructífero espiritualmente, siembra  la palabra de dios en tu corazón.  (salmo 126:6)

 Con qué es comparada la semilla

Palabra de dios (marcos 4:14; 26-29, isaías 55:10-12; 1 pedro 1:23-25)/ (mateo 17:20) / el reino de dios y su crecimiento (marcos 4:30-32) / los creyentes (gálatas 3:29; génesis 15:5)  jesús es nuestra semilla  (juan 12:24-dios dio al hijo para recibir a cambio más hijos para su reino) / nuestro dinero (2 corintios 9:6-10)

No os engañeis; dios no puede ser burlado; pués todo lo que el hombre sembrare,  eso también segará.  (gálatas 6: 7)

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.  Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; mas volverá a venir con regocijo trayendo sus gavillas.  (salmo 126:6)

Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde no dejes reposar tu mano; porque no sabes cuál es lo mejor, si ésto o aquello, o si lo uno y lo otro es igualmente bueno.  (eclesiastés 11:5)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas