Cordero Pascual

<Atras>

Cordero Pascual

 escudoPR

El poder de la sangre de cristo

En el antiguo testamento encontramos simbolizada la preciosa sangre de cristo que absuelve de todo pecado, no sólo en los sacrificios que se ofrecían en el tabernáculo y después en el templo, sino también en la pascua, celebrada antes de salir de egipto (exodo 12:3-7), y lo mismo en el “cordón de grana” que salvó de la muerte a rahab cuando jericó fue destruida. (josué 2:17-21).  En la ceremonia de consagración de aarón y sus hijos para el ministerio de sacerdotes en el tabernáculo el “lóbulo de la oreja derecha”, el “dedo pulgar de su mano derecha” y el “dedo pulgar de su pie derecho” eran ungidos con sangre (levítico 8:23).  Dios ordenó la señal de la sangre sobre el “dintel” de la puerta, para cuando pasara el ángel de la muerte viera la sangre y la mortandad no cayera sobre los israelitas en egipto (exodo 11:22).  El señor jesucristo instituyó la ordenanza de la cena del señor (mateo 26:28), conmemorando la iglesia con ésto la muerte del señor hasta que él venga. (1 corintios 11:23-26)

 Cruz3

Aplicar la sangre de cristo a tu vida

Ante la presencia de dios, nuestro cordero inmolado para ofrecer en expliación por nuestros pecados fue:  el cordero de dios que es sin defecto y perfecto (exodo 12:13).  Dios nos entregó a jesús y podemos dárselo de nuevo.  Dios nos ordena que hay que aplicar la sangre diariamente a nuestras vidas y mantenerla visible.  Si estamos cubiertos con esa sangre, somos limpiados de toda inmundicia, de toda maldad.  El sumo sacerdote cada vez que iba a ofrecer sacrificios en el altar, tenía que lavarse en el lavacro (fuente de bronce – levítico 40:31).  La fuente continúa allí y es necesario que regresemos a ella.  Debemos mantenernos limpios bebiendo de la hierba amarga del arrepentimiento, acercándonos al altar, porque no sabemos el día ni la hora en que ha de venir el hijo del hombre.  El arrepentimiento es una constante renovación que dura toda la vida.  El cordero inmolado es un símbolo precioso para el padre, porque se trata de su amado unigénito.  Sin derramamiento de sangre no hay remisión de pecado. (hebreos 9:22). …”cuando vea la señal, (o sea la sangre) pasaré de vosotros”.  (exodo 12:13)

El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. (exodo 12:5)

Limpiaos, pués, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es cristo, ya fue sacrificada por nosotros.  (1 corintios 5:7)

Pero cristo habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de dios. (hebreos 10:12)

Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de jesucristo su hijo nos limpia de todo pecado. (1 juan 1:7)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas