El Tabernáculo

<Atrás>

tabernacle2

El tabernáculo

 El tabernáculo (hebreo “mishkán” (מִשְׁכָּן) significa “morada”.  Antes de salir de egipto los israelitas despojaron a los egipcios de una gran cantidad de oro, plata y joyas.  El tabernáculo era un “templo transportable”, un “templo peregrino para un pueblo peregrino” (exodo 25:8-9; exodo 29:44-46).    A dondequiera que los israelitas viajaban en su peregrinación por el desierto de camino a la tierra prometida (canaán) llevaban su lugar de adoración consigo.    Llamado también como “la tienda de la congregación”;  “la tienda de reunión” (exodo 29:42-43;  “el tabernáculo del testimonio (exodo 31:18: 34:29);  “la tienda y “el santuario”.

Las tiendas de israel estaban instaladas ante el monte sinaí.  Dios quería tener su tienda en medio de ellos para mostrar que él también habitaba en medio de ellos en el viaje hacia la tierra prometida (canaán).  Dios habitaba en tienda así como ellos habitaban en tiendas.  Por eso no les pidió que construyeran un palacio o una catedral.  El pecado ha manchado al hombre a tal grado que no es digno de acercarse a la presencia de dios que es infinitamente santo.  Si el hombre ha de vivir con dios, el pecado tendrá que ser borrado y el corazón limpiado.

Moisés pidió a los israelitas que ofrendaran para la construcción del tabernáculo, la gente ofrendó de ese despojo.  Y lo ofrendó de buena voluntad (éxodo 25:2-9; 35:21-22).  Al fin, moisés tuvo que decirles que dejaran de dar más ofrendas porque sobraban las cosas (éxodo 36:2-7). Estas ofrendas eran voluntarias.

“y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.  Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis”.  (exodo 25:8-9)

“pués tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba”.  (exodo 36:7)

Además de las ofrendas voluntarias, había una ofrenda obligatoria – el dinero de rescate.  Este fue el medio siclo de plata que cada hombre tenía que dar cuando contaban a los hombres en el censo.  Este dinero era para el uso del santuario y para hacer expiación (éxodo 30:11-16).

“esto dará todo aquel que sea contado; medio siclo, conforme al siclo del santuario.  El siclo es de veinte geras.  La mitad de un siclo será la ofrenda a jehová”. (exodo 30:13)

Esto nos recuerda la redención de cristo.  El vino para rescatarnos.  Somos redimidos por un precio mayor que la plata del rescate – la sangre preciosa de cristo (i pedro 1:18-19).  La cantidad de dinero de rescate tenía que ser igual para los ricos y para los pobres.  Así es que todos ganan la salvación de la misma manera, sean ricos o sean pobres.

 tabernaculo31

  El tabernáculo o “tienda de reunión” con sus detalles fueron revelados a moisés en el monte sinaí  (éxodo 25:8-9).  Dios le mostró a moisés una visión del “trono de dios” y de la “nueva jerusalén”.   Nos habla del camino hacia dios.   “el tabernáculo” o “tienda de reunión” se situaba en medio de las tribus de israel.  La medida del tabernáculo era:  50 x 100 codos.  Tardaron 9 meses en construir el tabernáculo.   Tres tribus por lado acampaban alrededor del tabernáculo.

tabernaculo32

El sistema sacrifical fue instituido por dios para ligar a la nación israelita a el mismo.   (exodo 34:20).   En el antiguo testamento durante el sistema mosaico de sacrificios, el “oferente” (pecador) traía una ofrenda de expiación donde él mismo sacrificaba el animal inocente y su sangre “cubría” su pecado.  El animal era la “sustitución de la persona pecadora” y su fin era la “expiación”, o sea, “cubrir” una culpa por medio del sacrificio.  (levítico 17:18-25).  Dios es “muy limpio para ver el mal” (habacuc 1:13).  Los sacrificios se ofrecían con el objeto de alcanzar la comunión con dios y remover los pecados.  ¿qué significa la sangre?  Se le consideraba como símbolo y evidencia de que se quitó la vida de un animal inocente para pagar por los pecados del culpable.  Por lo tanto, la sangre usada en la expiación simboliza una vida ofrecida en la muerte.  Al rociar la sangre sobre personas o cosas se indica que se les aplican los méritos de esa muerte.  Por consiguiente, como estatuto perpetuo está prohibido comer o beber sangre, porque la vida de la carne en la sangre está.  (levítico 17:10-14; 19:36; 21:26;  deuteronomio  12:23-25).

En el nuevo testamento, el sacrificio perfecto de cristo hizo todo lo que la ley mosaica no pudo realizar, ya que la paga del pecado es muerte (romanos 6:23).  Cristo murió pagando nuestra deuda y su sangre preciosa limpió todos nuestros pecados (romanos 6:23; 1 juan 1:7; 2 corintios 5:21; isaías 53:10).  Hizo un solo sacrificio expiatorio y se sentó a la diestra de dios.  (hebreos 10:12-13).  Cubrió a los que murieron en el antiguo testamento (mateo 27:52-53; 2 samuel 12:23; hebreos 9:26-28) y a los que viven ahora.  ¿por qué es necesaria la expiación?  La santidad de dios y el pecado del hombre interrumpen esa comunión.  La expiación del cordero inmolado – cristo – muestra la misericordia de dios y  su justicia, quita el pecado y repara las relaciones interrumpidas entre dios y el hombre.  El pecador queda justificado, limpio y santificado para perteneder al pueblo santo de dios donde muere para el pecado y vive para cristo que lo libertó.  (efesios 2:1).  Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre (apocalipsis  1:5).

El cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.  (apocalipsis  5:12)

 El área del tabernáculo se dividía en 3 partes:

A.  El atrio =  estaba en el aire libre, y era iluminado por el sol. Hasta allí podía entrar la gente para hacer sus sacrificios.  Estaba el altar del holocausto y la fuente de bronce (lavacro).

B.  El lugar santo =  estaba dentro de la tienda y era iluminado por el candelero de oro (“menorah”).  Se encontraban también la mesa de los panes de la proposicion y el altar de incienso.   Sólo los sacerdotes podían entrar allí.

C.  El lugar santísimo (“devir”)  =   acogía el arca del pacto (23 toneladas de oro puro) que contenía las tablas del pacto (tablas de la ley o los 10 mandamientos, una vasija de oro que contenía el “maná” y la “vara de aarón” que reverdeció (hebreos 9:1-7).  Iluminado por la “gloria sekinah” (lo que habita), o sea, iluminado por la gloria de dios mismo. Dios permitía entrar al lugar santísimo al sumo sacerdote, una vez al año para hacer expiación (levítico 16)

“y esto tendréis como estatuto perpetuo, para hacer expiación una vez al año por todos los pecados de israel.  Y moisés lo hizo como jehová le mandó”.  (levítico 16:34)

 sacerdote

 A.  El atrio:

1.   El altar de bronce o altar de holocausto  (éxodo 27:1-8)  =  era el altar de sacrificio donde se rociaba la sangre de los sacrificios que cubrían los pecados del pueblo.  Tipifica el sacrificio de cristo en el monte calvario.

2.  El lavatorio;  lavacro o fuente de bronce  (éxodo 30:18-21) =  después de la realización del sacrificio y antes de entrar en el mikdash, el sacerdote lavaba sus manos y pies en el agua contenida en el lavatorio antes de ministrar, ofrecer sacrificio o entrar al lugar santo.

“cuando entren en el tabernáculo de reunión, se lavarán con agua, para que no mueran.  Y lo tendrán por estatuto perpetuo él y su descendencia por sus generaciones”.  (exodo 30:21)

La fuente fue hecha de bronce, y forrada adentro con los espejos que las mujeres ofrendaron.  Aquí los sacerdotes tenían que lavarse antes de entrar en el tabernáculo, bajo pena de muerte si no vivían en santidad. Ellos podían ver sus rostros reflejados en los espejos.  La fuente reflejaba la necesidad de limpieza y también proveía el medio para la limpieza. Muchos hallan aquí un tipo de la biblia que nos muestra como somos (santiago 1:23-25).  Tipifica la limpieza que debemos tener por aplicar la palabra de dios a nuestra vida.

El agua tipifica tanto al espíritu santo que nos limpia, nos purifica y nos guarda sin mancha, como también la palabra de dios que nos santifica: “para santificarla (la iglesia), habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra”

“para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.  (efesios 5:26)

“¿con qué limpiará el joven su camino?  Con guardar tu palabra.  (salmo 119:9)

“nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el espíritu santo”  (tito 3:5)

B.   El lugar santo: 

1.  La mesa de los panes de la proposición  (éxodo 25:23-30)

El propósito de la mesa era sólo para exhibir los 12 panes (12 tribus).  La iglesia y nosotros como cristianos, nuestro único objeto debe ser exhibir el pan de la vida.  “…el más elevado empeño de nuestro ministerio debe ser ensalzar únicamente a cristo para la gloria de dios y para el bien de los hombres”.

Los panes se hacían de harina fina sin levadura.  La levadura representa el pecado.  Cristo dijo, “yo soy el pan de vida”.  Cristo, que era sin mancha y sin pecado, es el verdadero pan del cielo que comemos nosotros, los sacerdotes del dios vivo.  (juan 6:35-51).

“jesús les dijo:  yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.  (juan 6:35)

El pan expresa apropiadamente la satisfacción y provisión de las necesidades más profundas del alma, que las suple cristo y las revela el evangelio.  “por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia?  Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura” (isaías 55:2).  Así como cristo ha suplido nuestras necesidades, nosotros debemos darles comida espiritual, que hemos recibido de cristo en nuestras vidas, a la gente que tiene hambre.  El significado del pan es la “provisión física” de dios para su pueblo. 

2.   El candelero de oro puro   (la menorah)   (éxodo 25:31-40)

El candelero era de oro puro, labrado a martillo de una sola pieza.  Tenía siete lámparas – no candelas – en las cuales se quemaba el aceite para el alumbrado (éxodo 27:20-21).  Estaba colocado al lado sur del lugar santo, y daba la única luz allí.   Estaba encendido perpetuamente en el sentido que todas las noches tenía que estar encendido.  Por las tardes un sacerdote limpiaba las 7 mechas y echaba el aceite puro de oliva a fin de que ardiera toda la noche.  Las apagaba cada mañana.

Y mandarás a los hijos de israel que te traigan aceite puro de oliva machacadas, para el alumbrado, para hacer arder continuamente las lámparas.  (exodo 27:20)

jesús dijo, “yo soy la luz del mundo” (juan 3:19; 8:12; 12:46).  En la nueva jerusalén, cristo será la luz (apocalipsis 21:23).  Cristo también dijo: “vosotros sois la luz del mundo” (mateo 5:14).    Como el candelero de oro no tenía luz propia, sino que era portador de la luz, nosotros tampoco tenemos luz propia, sino que somos portadores de la luz divina.  Así que el candelero tipifica a cristo y a su iglesia dando luz al mundo (filipenses  2:15; mateo  5:14-16).

La menorah representa “la luz de dios” presente en su pueblo.

memorah

 3.     El altar de  incienso  (éxodo 30:1-10)

El altar de incienso se colocaba en el lugar santo, cerca del velo delante del arca que estaba en al lugar santísimo.  Este altar se colocaba entre el lugar que representa la tierra y el lugar que representa el cielo.  Así es que este altar era la cosa más cerca de la presencia de dios.  En este altar, el sacerdote quemaba incienso dos veces al día.  En la epístola a los hebreos se menciona el arca como mueble del lugar santísimo.

“el cual tenía un incensario de oro y el altar del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de aarón que reverdeció, y las tablas del pacto”.  (hebreos 9:4).

Dijo además jehová a moisés: toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro; de todo en igual peso, y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo.  (exodo 30:34-35)

El altar del incienso y el incienso que se quemaba en él, representan o tipifican la oración.  Este incienso tipifica la oración que es el olor suave a dios.

“y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos”. (apocalipsis 5:8)

También se tipifica aquí la intercesión de cristo por su pueblo.  Cristo intercede por nosotros.

“por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a dios, viviendo siempre para interceder por ellos”.   (hebreos 7:25).

El altar del incienso representa las “oraciones de intercesión” hechas a dios en nombre de su pueblo.  Moisés y aarón fueron los vasos humanos utilizados por dios para conectar estos tres componentes en israel. El ministerio de provisión y luz vinieron a israel a través de moisés. Las oraciones ante dios fueron hechas mediante la intercesión de aarón en nombre de israel.

Posiblemente el altar de afuera (altar de sacrificio) simbolizaba lo que cristo era y lo que hizo en la presencia de los hombres.  En contraste con el altar del incienso, el altar adentro, que estaba escondido de todos, menos de los sacerdotes, simbolizaba lo que cristo es y lo que hace en la presencia de dios.  Nosotros también debemos ofrecer a dios sacrificios de adoración, de oración y de alabanza  (hebreos 13:15-16).  El incienso se quemaba delante de dios todos los días.   Esto nos indica que debemos orar todos los días.

El velo:   era una cortina gruesa de lino fino torcido bordada con azul, púrpura y carmesí que dividía el tabernáculo en 2 partes:   el lugar santo y el lugar santísimo (éxodo 26:31-33, 36-37).

También harás un velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; será hecho de obra primorosa, con querubines.  (exodo 26:31)

El velo indicaba que un ser humano no podía aproximarse para morar abiertamente en la carne ante la presencia de dios.   Este velo simbolizaba la “separación entre el santo dios y el hombre pecador”.   Dios llamó al hombre para que viniera a adorarle y a servirle, pero el hombre no podía acercarse demasiado.  El velo no lo permitía.  El amor llama al pecador a que se acerque, pero la justicia impide que éste se acerque.

La biblia nos dice que este velo fue desgarrado de arriba hacia abajo al morir jesús.  Jesús entró y descansó en la presencia de dios, pero no lo hizo en la carne.  El libro de hebreos nos enseña que su carne era el velo mismo. El velo del templo de herodes se rasgó en dos cuando cristo murió (obra consumada).

“y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron”.(mateo 27:51)

“entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo”.   (marcos 15:38)

“y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad”.   (lucas 23:45)

C.   El lugar santísimo:

1.  El arca del pacto oarca de la alianza”  (éxodo 25:10-22).

El arca del pacto era hecha de madera de acacia cubierto por dentro y por fuera de oro puro.  La madera tipifica a jesucristo en su humanidad.  Descansando sobre el arca del pacto estaba la tapa llamada el propiciatorio de oro puro  (“jacaporet”) o “el asiento de la misericordia”.  Sobre la tapa del propiciatorio se hallaban frente a frente dos querubines de oro, labrados a martillo (guardias de la ley de dios y ejecutan sus juicios).   Los querubines daban sombra con sus alas al “asiento de la misericordia”.  Cada querubín miraba hacia abajo significando “la manera de acercarse a dios”.  Dios puso querubines (génesis 3) en el huerto de edén para resguardar el acceso de adán y eva al árbol de la vida, es decir, para evitar la libre comunión con dios.  Ahora sobre el arca estos querubines señalan el único acercamiento posible hacia dios.

Acogía el arca del pacto (23 toneladas de oro puro) que contenía las tablas del pacto (tablas de la ley o los 10 mandamientos) que tipifica la “justicia de dios”, una vasija de oro que contenía el “maná”  tipifica el “alimento espiritual” y la “vara de aarón” que reverdeció tipificando el “poder de dios” (hebreos 9:1-7).  Iluminado por la “gloria sekinah” (lo que habita), o sea, iluminado por la gloria de dios mismo.   Dios permitía entrar una vez al año al lugar santísimo al sumo sacerdote para hacer expiación   (levítico 16).

arca1

Así también cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.  (hebreos 9:28)

Cristo, nuestro sumo sacerdote, no necesitaba ofrecer sacrificio por sí mismo.  Entró una vez para siempre en el lugar santísimo (el cielo), llevando la sangre de machos cabríos sino su propia sangre, y nos redimió eternamente (hebreos 9:11-12).  El tiene un sacerdocio inmutable y puede “salvar perpetuamente a los que por él se acercan a dios, viviendo siempre para interceder por ellos.  (hebreos 7:24-25).

El trono de dios se representa por el lugar santísimo.   El lugar santo representa al mesías por medio de quien podemos acercarnos a dios. El velo representa el “acceso restringido a dios” mientras se está en la carne.  Jesús ha traspasado este velo sentándose a la derecha de dios,  glorificado por el padre.  Jesús proclama que es el camino, el único acercamiento al padre. (juan 14:6)   jesús proclamó que el es la luz del mundo (menorah) y el pan de vida (pan de la proposición).  La biblia nos habla de que el hace continuamente intercesión ante dios por nosotros (altar del incienso).  Pablo escribió   “porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con cristo en dios” (colosenses 3:3).   Llegará el día en el cual dios mismo y el cordero inmolado (jesús – mesías) serán el templo de la ciudad santa.

“y yo juan vi la santa ciudad, la nueva jerusalén, descender del cielo, de dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.  Y oí una gran voz del cielo que decía:  he aquí el tabernáculo de dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y dios mismo estará con ellos como su dios.”  (apocalipsis  21:2-3)

“y no vi en ella templo; porque el señor dios todopoderoso es el templo de ella, y el cordero.”   (apocalipsis 22).

La biblia muestra que el propósito de dios es restaurar, por la obra de la redención, la comunión del hombre consigo mismo que fue perdida en el edén.

¡ven señor jesus!    ¡maranatha!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas