Sacrificio Perfecto

<Atrás>

Un Sacrificio Perfecto

 speerfecto

 

Así también CRISTO fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.  (Hebreos 9:28)

El sistema sacrifical fue instituido por Dios para ligar a la nación israelita a El mismo.  (Exodo 34:20).   En el Antiguo Testamento durante el Sistema Mosaico de Sacrificios (Moisés),   el “Oferente” (pecador) traía una Ofrenda de Expiación donde él mismo sacrificaba el animal inocente y su sangre cubría su pecado.  El animal  era la “Sustitución de la persona pecadora” y su fin era la “Expiación”, o sea “cubrir” una culpa por medio del sacrificio.   (Levítico 17:18-25).    Dios es “muy limpio de ojos para ver el mal” (Habacuc 1:13).   Los sacrificios se ofrecían con el objeto de alcanzar la comunión con Dios y remover los pecados. ¿Qué significa la sangre?  Se le considera como símbolo y evidencia de que se quitó la vida de un animal inocente para pagar por los pecados del culpable.  Por lo tanto, la sangre usada en la Expiación simboliza una vida ofrecida en la muerte.  Al rociar sangre sobre personas o cosas se indica que se les aplican los méritos de esa muerte.  Por consiguiente, como estatuto perpetuo está prohibido comer o beber sangre, porque la vida de la carne en la sangre está. (Levítico 17:10-14; 19:26; 21:26 Deuteronomio 12:23-25) .

En el Nuevo Testamento, el Sacrificio Perfecto de Cristo hizo todo lo que la Ley Mosaica no pudo realizar, ya que la paga del pecado es muerte (Romanos 6:23).   Cristo murió pagando nuestra deuda y su sangre preciosa limpió todos nuestros pecados (Romanos 6:23; 1 Juan 1:7; (II Corintios 5:21; Isaías 53:10).   Hizo un solo sacrificio expiatorio y se sentó a la diestra de Dios.  (Hebreos 10:12-13).   Cubrió a los que murieron en el Antiguo Testamento  (Mateo 27:52-53;  2 Samuel 12:23, Hebreos 9:26-28;)  y a los que viven ahora.    ¿Por qué es necesaria la Expiación?  La Santidad de Dios y el pecado del hombre interrumpen esa comunión.  La Expiación del Cordero Inmolado – Cristo – muestra la Misericordia de Dios y Su Justicia, quita el pecado y repara las relaciones interrumpidas entre Dios y el hombre.   El pecador queda Justificado, Limpio y Santificado  para pertenecer al pueblo santo de Dios donde muere para el pecado y vive para Cristo que lo libertó.  (Efesios 2:1)  Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre. (Apocalipsis 1:5).  Ahora somos libres de la Maldición del Pecado y viviremos con Dios por la Eternidad.    (Hechos 4:12; San Juan 10:17-18)

Si CRISTO hizo todo ésto por tí y por mí, entonces;  ¿Por qué seguir con las TRADICIONES DE LOS HOMBRES, conforme a los Rudimentos del Mundo, y no según Cristo?  (Colosenses 2:8).   Por qué conformarse con una “Semana de Santidad” y el resto del año, ¿Qué?  Ven al CRISTO Vivo sinceramente arrepentido y vive conforme a su Santa Palabra (Biblia) los 365 días del año, y verás cómo Dios empieza a hacer cambios en tu vida y en la de toda tu familia para encaminarlos al Cielo y a la Vida Eterna.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas