Prosperidad del Alma

<Atrás>

Prosperidad del Alma

 Biblia-RV Biblia-RV Biblia-RV

“amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.”
(3 juan 1:2)

Prosperar (griego “ευοδόω”) =  triunfar en alcanzar cualquier meta.

Prosperidad de dios

A.  Abraham:  génesis 14:18-24

B.  José:  génesis 39:2-3

c.  Israelitas después de salir de egipto: éxodo 3:8; 12: 34-36

D.  Job:  job 42:12, 13, 16, 17

e.  David :  1 crónicas 29:28

f.  Salomón:  2 crónicas 1:12

g.  Josafat:  2 crónicas 18:1

h.  Uzías:  2 crónicas 26: 4-5

i.  Jesús:  mateo 2:11

j.  Iglesia primitiva:  hechos 4:32-34

k.  Pablo:  filipenses 4:18-19

 ¿qué significa prosperidad del alma?

La prosperidad divina es un estado continuo y progresivo donde se aplica a todas las áreas de nuestra vida: espiritual, física, emocional y material.  El alma debe transitar el camino de la senda antigua para alcanzar la “prosperidad espiritual”.  El rey david (el dulce cantor de israel) en los salmos enfatizaba mucho el bienestar del alma.

El rey david, cuyo corazón era conforme al corazón de dios, ministraba su propia alma.  En las iglesias se le explica al pueblo cómo hablar con dios, pero no se le enseña al pueblo cómo hablar y ministrar su propia alma.  Creyentes llenos del espíritu santo, pero con almas frías, distantes y endurecidas.  Nuestra alma está sedienta de dios (sed espiritual), así como el ciervo brama por las corrientes de las aguas (salmo 42), pero en otros algunos momentos sentimos que nuestra alma está más interesada en saciarse de lo carnal (mundo).  No olvides ninguno de sus beneficios, le decía david a su alma.  ¿el alma tiene memoria?  El alma todo lo razona, se mueve por “un sentir espiritual” para entregar al señor un culto racional (romanos 12:1).  En nuestras oraciones ponemos énfasis a nuestro espíritu y a nuestro cuerpo, pero nos olvidamos del trato que dios debe tener con nuestra alma.  El amor de dios es incondicional, pero sus promesas siempre están condicionadas a la obediencia.  El señor quiere mostrarnos el camino por el cual debe transitar nuestra alma y entonces recibir la verdadera prosperidad y salud como hijos de dios. (salmo 112:1-3).  Sal de las iglesias cuya predicación se basa solamente en la “pro$peridad”.

Obediencia a la palabra de dios es igual a una vida

Llena de prosperidad y bendición.

 Y persistió en buscar a dios en los días de zacarías, entendido en visiones de dios; y en estos días en que buscó a jehová, él le prosperó.  (2 crónicas 26:5)

Bendice, alma mía, a jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios.  El es quienperdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. (salmo 103:1-5)

 Guarda los preceptos de jehová tu dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas.  (1 reyes 2:3)

Guardad, pués, las palabras de este pacto y ponedlas por obra, para que prosperéis en todo lo que hagáis.  (deuteronomio 21:9)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas