Trick or Treat

<Atrás>

 ¡Trick  or  treat!  

calabaza

Los inocentes niños alegremente se preparan para ponerse sus disfraces de halloween y salir a pedir dulces y golosinas por todo el vecindario.  Los padres de los niños cristianos ayudan a sus hijos a escojer sus disfraces de fantasmas, brujas, esqueletos, zombies, …  ¡qué día tan alegre!  ¿verdad?  Esto es lo que vemos pasar  en los hogares cristianos (efesios 5:11) año tras año el 31 de octubre, famoso día de halloween.  ¿es la intención de dios que este día festivo (para el mundo) sea celebrado en la familia y aún más, en la iglesia cristiana? (apocalipsis 18:4) .  ¿esto edifica a la familia cristiana?

¡nosotros, los verdaderos cristianos no celebramos halloween!

Todo comenzó hace más de 800 años  (siglo ii a.c.) por los celtas (tribus guerreras, bárbaras e idólatras).  Habitaban las galias en las islas británicas (gran bretaña) , escocia e irlanda.  Los “sacerdotes druidas” conocidos también como los “hombres de oak”.   Ellos adoraban al “dios de la muerte”, llamado “samain”. Sacrificaban seres humanos y animales en los bosques a este dios de la muerte. Soldados romanos o esclavos masculinos eran quemados vivos en jaulas de madera (oak), colgadas sobre un árbol o les enterraban un cuchillo encima del diafragma.  Ellos llamaban fuego del cielo para que el fuego quemara el sacrificio.  Y así sucedía.   Siempre se oía la música de fondo cuando ésto sucedía. Usaban mascaras de facciones horribles y deformes para invocar los espiritus (levítico 20:27), para las danzas de guerra y otros.  El disfraz era un  simbolismo del espíritu a quien se deseaba invocar.  Su noche grande era el 31 de octubre, era una noche de horror. Los demás habitantes vivían en constante temor de los druidas.  Esa noche los druidas y sus seguidores iban de castillo a castillo jugando  ¡”trick” or “treat”! (truco o maldad o obsequio o regalo), pero no pedían dulces; ellos pedían sacrificios de princesas o mujeres para éstos sacrificios humanos (deuteronomio 18:10-11).  Si el ” treat” les agradaba a los druidas, dejaban un “jack-o-lantern” con una vela hecha de grasa humana encendida al frente de la puerta, para que cuando los demonios, vinieran, protejieran a esa familia de ser asesinados  esa  noche.  Cuando un desafortunado no podía suplir las demandas de los druidas, entonces era el tiempo del “trick” .  Dibujaban un “hexagrama” en la puerta de entrada (también llamado el sello de salomón, supuestamente es uno de los símbolos más poderosos de lo oculto).  Esa noche, satanás o el mismo terror los mataba.  El dios de esa noche se llamaba “kernos” (satanás).  Hoy día, en california (estados unidos) está localizada la principal iglesia satánica.  Ese día desaparecen muchos niños y jamás aparecen, ya que son sacrificados a satanás.

 ¿cuántos niños mueren ese día por un dulce envenenado o manzanas con navajas?

 Amigo cristiano, no participes en este día satánico.  Instruye al niño en su camino, y cuando sea viejo no se apartara de el (proverbios 22:6). Enséñele a sus niños que es una fiesta satánica y no es de dios.  Tampoco participes repartiendo dulces (isaías 5:20) o abriendo la puerta de tu casa para compartir (jeremías 15:19) con los demás en la celebración de ese día.  Si tienes la oportunidad, haz copias de ésto, y entrégale a cuantos  puedas.

  ¡cristo viene ya! Y es hora de que dejemos de jugar los jueguitos del diablo (2 corintios 2:11).

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas