Vuelve a Casa

<Atrás>

 ¡Vuelve a Casa!

hijo prodigo

Parábola (hebreo “mashal” – similitud; griego “parabole” – comparación) =  ilustra una verdad moral y religiosa mediante una comparación extraída de la naturaleza o de la vida cotidiana.

Hijo  =  (hebreo “ben”, arameo “bar”).

Pródigo =  significa persona que se ha salido del camino haciendo malas decisiones donde pagará las consecuencias.

Herencia =  de acuerdo a deuteronomio 21:17, una doble parte de la herencia correspondía al hermano mayor, y una tercera parte al hijo menor, pero solamente cuando la muerte del padre ocurriera.

 Amor sin límites

¿oyes la voz del padre que te llama?  “¡por favor, vuelve a casa!”  ¡lo que dios planeó para tí no dejará de cumplirse!  Eres su hijo y tarde o temprano recapacitarás y volverás a la casa del padre celestial, donde te espera la salvación, fraternidad de la familia, la alegría del espíritu santo y el alimento espiritual (agua que salta para vida eterna y el pan de vida).

 El hijo pródigo
(lucas 15:11-32)

Un hombre (padre celestial) tenía dos hijos; y el menor de ellos (oveja descarriada, los apartados; rebelde) le pidió a su padre la parte de los bienes (herencia) que le correspondía.  Juntándolo todo el hijo menor se fue a una provincia apartada (mundo: isaías 55:7).  Desperdició sus bienes viviendo perdidamente y con rameras (pecado).  Cuando tuvo hambre fue a trabajar en una hacienda apacentando cerdos (animal inmundo para el judío; enlodando su alma).  Y “volviendo en sí” (recobró sus sentidos), pensó ir a donde su padre para pedirle perdón.  Su padre al verlo de lejos (lo estaba buscando), fue movido a misericordia (amor), y corrió (iniciativa), y lo besó (gratitud).  El padre dijo a sus siervos, “sacad el mejor vestido (restauración; vestiduras nuevas de justicia), poned un anillo (autoridad restaurada; genésis 41:42) en su mano, y calzado (hombre libre) en sus pies.  Traed el becerro gordo (ocasión especial para un distinguido invitado) y hagamos fiesta (banquete de acción de gracias), porque este mi hijo muerto era, y ha revivido, se había perdido, y es hallado” (redimido).  Llega el hijo mayor, oye la música y las danzas, se entera del retorno de su hermano menor rehusando entrar, porque se cree justo.  Su padre sale y le ruega que pase, diciéndole “hijo, tú siempre está conmigo, y todas mis cosas son tuyas.  Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado”.  Aquí se muestra el amor de dios por los que voluntariamente han dado las espaldas al padre celestial.

 ¡levántate y vuelve a casa!

 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de dios por un pecador que se arrepiente.  (lucas 15:10)

Venid luego, dice jehová, y estemos a cuenta:  si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.  (isaías 1:18)

Y él os dió vida a vosotros, cuando estabáis muertos en vuestros delitos y pecados.  (efesios 2:1)

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de dios es vida eterna en cristo jesús señor nuestro. (romanos 6:23)

Una cosa he demandado a jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de jehová, y para inquirir en su templo.  (salmo 27:4)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas