Descarriados

<Atras>

Descarriados

 esposalot

Estatuas de sal

Cuando las personas se convierten, aceptan a jesucristo como su único salvador, están en el primer amor con jesucristo (apocalipsis 2:4).  Poco a poco sin darse cuenta van dejando de congregarse (hebreos 10:25), dejando de orar (1 tesalonicenses 5:17), dejando de diezmar (lucas 18:12), se cansaron de esperar el rapto (1 tesalonicenses 4:17), se cansaron de la iglesia, desesperados por salir temprano del culto en la noche para llegar a la casa encender la televisión y quedarse en vigilia hasta las 12:00 am, 1:00 ó 2:00 de la madrugada viendo programas y películas llenas de sexo, adulterio, fornicación, asesinatos, mentiras.  El mundo pudo más y los absorvió.  Ya no se interesan en escapar de los 21 juicios de dios durante la gran tribulación (mateo 24:31).  Se quisieron modernizar lo que antes era malo ahora es bueno  (isaías 5:20), se pasan diciendo “eso no es ná”.  En la mujer: recortes, pantallas, pulseras, collares, pantalones, ropa mini y pegada al cuerpo para hacer pecar al hombre deseándola (judas 19). En el hombre: adulterio, fornicación, licor, vicios, cigarrillos, bailes. Van solamente tras los panes y los peces, pero no quieren someterse a dios (santiago 4:7), ni mucho menos llevar una vida de santidad sin la cual nadie verá al señor (hebreos 12:14).

 No desciendas a egipto

Te cansaste de servir a dios y te convertiste en una estatua de sal viviente, mirando hacia atras (génesis 19:26) las tentaciones que satanás te puso para desviarte hacia el camino ancho y fácil que conduce hacia el infierno, lugar de tormento eterno donde las almas no tienen descanso día y noche pidiendo “agua, agua, agua” porque tienen una sed eterna (lucas 16:24), sabiendo que despreciaron al que dá agua que salta para vida eterna (s. Juan 4:14). No pongas tu mirada en el pastor, en los concilios, en los hermanos, pon tu mirada en cristo solamente.  Los hombres fallan, pero jesús es el amigo fiel, él nunca te fallará, si todos te dejaran él siempre estará contigo.  Cristo te dice, amigo, ¡vuelve, vuelve!  Toma el arado (lucas 9:62), toma tu cruz (mateo 10:38) y ¡sigue corriendo, sigue corriendo! Hacia la meta:  el cielo.  (hebreos 12:1)

Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio:  el perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.  (2 pedro 2:22)

¡ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de  las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!  (isaías 5:20)

 ¡ay de los hijos que se apartan, dice jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!.  (isaías 30:1)

Entonces la mujer de lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.  (génesis 19:26)

Y acercándose elías a todo el pueblo,  dijo: ¿hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos?  (1 reyes 18:21)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas