La Armadura del Cristiano en La Guerra Espiritual

<Atrás>

LA ARMADURA DEL SOLDADO
EN LA GUERRA ESPIRITUAL

 armadura

SOLDADO DE CRISTO   (Efesios 6:11-17)

1. CINTURÓN:  “Ceñidos vuestros lomos con la verdad”.  Quiere decir “estar listos para la acción”  (Salmo 18:39, Isaías 11:6).  El cinto sujeta la túnica y afianza la espada de la persona a su cuerpo – 1 Samuel 25:13). La verdad es Cristo, es un camino (Juan 14:6), es el Evangelio, es la base principal del creyente.  “Compra  la Verdad, y no la vendas” (Proverbios 23:23).  Un creyente que anda en mentiras no puede tener una relación buena con Jesucristo.

2. CORAZA:  coraza de justicia es símbolo de santidad, de vida (está sobre el corazón y los órganos vitales), de rectitud.  La justicia es una característica de Dios.  (Filipenses 1:1).  La justicia en el creyente  le ayuda a andar en amor. (1 Corintios 13)

3. CALZADO:  Estar preparado para llevar el Evangelio de Cristo el cual es paz.  (Juan 14:27; Isaías 52:7)

4. ESCUDO:  La fé es un arma de defensa y protección para el creyente.  (Hebreos 11)

5. YELMO (Cazco):  Cubre la cabeza, ya que el Campo de Batalla del cristiano es la mente.  El Diablo pone “dudas” en su cabeza acerca de su salvación y pensamientos inicuos que lo alejen de Dios. (1 Tesalonicenses 5:8)

6.  LA ESPADA:  Es la Biblia, la Espada de dos Filos.  Conocer bien la Palabra de Dios para poder atacar al enemigo de las almas (Satanás) cuando llegue el “día malo” y derrocar las fortalezas al enemigo.  (Hebreos 4:12)

 EJERCICIOS PARA LA VICTORIA ESPIRITUAL

Las armas de nuestra milicia son poderosas en Jesucristo.  El soldado requiere firmeza para comenzar la Batalla Espiritual tanto en su: carácter, su obra, su decisión y su fé.  (2 Timoteo 2:4; 2 Corintios 10:3-4).

–  ORACIÓN: Orar sin cesar. (1 Tesalonicenses 5:17)  La oración constante para fortalecernos espiritualmente.  La oración debe estar presente antes, durante y después de la Batalla.

–  VIGILANCIA:  Un soldado (Ejército) que está en vela (Mateo 26:41; Apocalipsis 16:15), no podrá ser sorprendido y destruido fácilmente.  Un creyente en continua vigilancia podrá identificar cuándo el enemigo está planeando un ataque y/o se dará cuenta cuando está siendo atacado, y podrá rápidamente contra-atacar.  Recordemos que andamos como Ejército en orden obedeciendo a Jehová de los Ejércitos (1 Samuel 17:45) que junto a los Ejércitos celestiales (Apocalipsis 19:14) ganaremos la Guerra Espiritual.

Por tanto, tomad toda la Armadura de Dios, para que podais resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.  (Efesios 6:13)

Bendito sea Jehová, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla.  (Salmos 144:1)

Tú, pués, sufre penalidades como buen Soldado de Jesucristo. (2 Timoteo 2:3)

La noche está avanzada, y se acerca el día desechemos, pués, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz.  (Romanos 13:12)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Visitantes :  contador de visitas